Tratamiento con acupuntura en lesiones traumáticas y degenerativas a nivel de las vértebras cervicales: Reporte de dos casos.

Centro Veterinario para el Diagnóstico por Imágenes y la Terapia Complementaria.
Dra. Alicia López
Tel.: (00506) 22035764
alismedvet@yahoo.com

Resumen
Las lesiones traumáticas y degenerativas a nivel de la columna cervical son comunes en perros. Este síndrome se conoce en Medicina Veterinaria Tradicional China como Síndrome Bi cervical e  incluye lesiones de tejidos blandos, rigidez cervical, y malformación cervical vertebral. El síndrome Bi cervical se puede dividir en dos patrones: Estancamiento de Qi y Estancamiento de Sangre. La estrategia de tratamiento se  basa en: mover el Qi, tonificar la sangre, eliminar el estancamiento y activar el flujo de sangre.

La degeneración del disco intervertebral con extrusión o protusión del material discal es una de las causas más comunes de dolor en la región del cuello. Una espondilomielopatía cervical caudal puede causar dolor en Gran Danés, Doberman y otros perros de raza grande, pero la ataxia y cuadriparesis son los signos clínicos más comunes (Chrisman et al, 2003).

Las fracturas vertebrales cervicales, subluxaciones, luxaciones y herniación del disco intervertebral traumática pueden causar cuadriparesis o cuadriplejia aguda debida a hemorragia y compresión del cordón espinal cervical. Pero nunca se debe asumir que animales con déficit neurológicos mínimos no tiene lesiones serias. Animales con fracturas vertebrales pueden presentar dolor sin déficit neurológico, pero es más común en la región cervical que en el resto de la columna (Chrisman et al, 2003).

Los animales con trauma espinal cervical con frecuencia tienen buenas probabilidades de lograr una recuperación funcional y tienen mejor pronóstico que las lesiones toracolumbares. La lesión en la porción caudal del cordón espinal cervical puede causar daño en los cuerpos celulares neuronales y en las raíces  nerviosas, y la recuperación puede ser lenta e incompleta en uno o ambos miembros torácicos (Chrisman et al, 2003).

En Medicina Veterinaria Tradicional China (MVTC) a los problemas de cuello se les llama Síndrome Bi Cervical, lo cual incluye lesiones de tejidos blandos, rigidez cervical, “wobbler”, hernias discales, etc. (Xie, 2007; Schoen, 2001).

Este síndrome se refiere a un estancamiento de Qi (se pronuncia Chi) y Sangre en la región del cuello. Un incidente traumático puede causar un bloqueo en el flujo del Qi lo que conlleva a un estancamiento de Qi y Sangre (Xie, 2007; Schoen, 2001).

El síndrome Bi cervical se puede dividir en dos patrones:

Estancamiento de Qi:

Estancamiento de Sangre:

Resultados

Caso 1:
Fox terrier hembra, 3años de edad. Historia de desaparición 11 días atrás, cuando la encontraron presentaba ataxia, rigidez del cuello y dolor. Las radiografías mostraron fractura múltiple de los cuerpos vertebrales del atlas, axis y C3. Recibió terapia de acupuntura durante 1 mes y medio; mostrando mejorías desde la segunda semana de tratamiento y apoyaba mejor los miembros anteriores.
Se colocó un cuello ortopédico durante 4 semanas para evitar desplazamiento de las vértebras y mejorar la fusión correcta de las mismas. Al final de las cuatro semanas la propietaria reporta casi normal al animal, se repiten radiografías solo para poder quitar el cuello ortopédico. Resolución satisfactoria total al día de hoy.

Caso 2:
Canino raza mixta, macho, 5 Kg., 6 años de edad; presenta déficit propioceptivo severo y debilidad en ambos miembros anteriores. No responde a los esteroides además presenta obesidad, aumento de las enzimas hepáticas y un cálculo vesical. Además muy deprimido y casi no come.
Empieza a mostrar mejoría a partir de la tercera sesión principalmente en la mano izquierda, al finalizar dos meses de tratamiento recuperó en un 90% la habilidad para movilizarse con sus miembros anteriores. Se mantuvo así durante 3 meses aproximadamente y en los últimos meses tuvo una recaída, desde entonces se mantiene con tratamiento cada 15 días y soporte en silla de ruedas, probablemente el daño estructural a nivel de médula espinal sea irreversible. A pesar de la recaída, la propietaria manifiesta que las sesiones de acupuntura eliminan el dolor de cuello y el animal se mantiene con ánimo y buen apetito.

Conclusiones

Los animales con trauma espinal cervical con frecuencia tienen un buen chance de lograr una recuperación funcional y tienen mejor pronóstico que las lesiones toracolumbares (Chrisman et al, 2003).

Las lesiones en la porción caudal del cordón espinal cervical pueden causar daño en los cuerpos celulares neuronales y en las raíces  nerviosas, por lo que la recuperación puede ser lenta e incompleta en uno o ambos miembros torácicos (Chrisman et al, 2003).

La MVTC muestra resultados más que satisfactorios y en el peor de los casos brinda calidad de vida al paciente (Xie, 2007).

Bibliografía

Chrisman C., Mariano C., Platt S. & Clemmons R. 2003. Neurology for the Small Animal Practitioner. 1st. ed. Teton New Media.

Xie H., Preast V. 2007. Xie’s Veterinary Acupuncture. 2nd ed. Blackwell Publishing.

Schoen A. M. 2001. Veterinary Acupuncture. Ancient Art to Modern Medicine. 2nd ed.       Mosby.